domingo, 20 de diciembre de 2009

Planta parasita

Esta hermosa y curiosa flor pertenece a la planta que es una de las 63 especies endémicas para el Perú de la familia Loranthacea. Es posiblemente la Psittacanthus tumbecensis, reportada originalmente por Killip en 1936 y luego publicada en el libro de Flora of Peru. El más reciente informe del Libro Rojo de las Plantas Endémicas del Perú, data del 2006 y la reporta como que poco se sabe de la situación de sus poblaciones.
En las zonas de bosque seco donde se la encuentra la denominan "Suelda con suelda" y es utilizada en medicina tradicional para favorecer la "soldadura" de huesos o tejidos vivos en las personas.
Ocurre que esta planta es parásita, como también lo indican los reportes antes citados. Crece sobre árboles o arbustos insertándose en el tejido de las ramas, como si fuera una rama de la misma planta.
En la siguiente imagen usted puede notar la forma en que se inserta sobre una rama de algarrobo (Prosopis sp.), al punto que sus hojas glabras contrastan con las hojas pennadas propias de esta especie hospedera, y más aún, las espinas del algarrobo lesionan las hojas de esta parásita.
En esta siguiente imagen podemos notar el cuerpo entero de la planta parásita sobre la rama del algarrobo, lo suficientemente vigorosa como para suponer el nivel de impacto que produce sobre su hospedera, en condiciones de baja humedad del suelo.Las fotos han sido tomadas en la zona de bosque seco aledaña al bosque de manglar en el Santuario Nacional Los Manglares de Tumbes. Los pobladores de la zona consideran que esta planta parásita está infectando hasta los árboles de mangle, llevándolos hasta la muerte.
Valdría la pena desarrollar una investigación que determine el nivel de amenaza de esta planta, a la par que actualiza el estado de su población (e impacto) sobre la flora del bosque seco y manglar, a muy pocos metros sobre el nivel del mar, en Tumbes.
Esta planta con sus hermosas y curiosas flores puede terminar siendo una amenaza a la conservación de las especies de flora, favorecida quizás por el cambio climático. Hay que estudiarla.

1 comentario:

Eduardo Dios Aleman dijo...

Blanca León, del Museo de Historia Natural Javier Prado, de Lima, me dice: "Acaba de publicarse una revisión del género y Psittacanthus tumbecensis Killip pasa a la sinonimia de Psittacanthus divaricatus (Kunth) G. Don.
Este cambio hace que el nombre que nos interesa represente en Tumbes una parte de la población de esta especie parásita que se distribuye desde Cañar y El Oro en Ecuador hasta Amazonas, Cajamarca, y La Libertad en nuestro país.
Esta especie es muy variable en la morfología foliar. Al parecer no es una parásita específica, poco se sabe de las comunidades asociadas a esta especie, en particular polinizadores y dispersores. Tampoco se conoce si el uso que se hace de esta planta la afecta o no".